Réservez votre séjour

Avantages de réserver sur ce site internet:

Hotel Gran Bilbao

À propos de nous

Réserver

Passion • Enthousiasme • Motivation • Responsabilité • Communication • Détermination

Rejoignez les équipes de l’Hotel Gran Bilbao

Bienvenidos a la historia del Hotel Gran Bilbao

Si algo nos define en el Hotel Gran Bilbao, es la resiliencia. Esa capacidad humana de superación ante las adversidades. Estamos seguros de que tú, que nos lees, sabes bien de qué te hablamos.

Nuestros inicios no fueron fáciles. No queremos transmitir tristeza a nadie con nuestras palabras. Más bien todo lo contrario, porque hoy estamos donde estamos por la perseverancia de cada una de las personas que forman el Hotel Gran Bilbao. Y todo gracias a un valor humano intrínseco en cada una de ellas, la confianza.

Queremos contarte nuestra historia. La historia que nos define por nuestras acciones desde que nació el hotel. No, nuestros inicios no fueron cómodos, pero queremos hablar desde la sinceridad y la honestidad que nos caracteriza.

Porque hoy podemos decir que hemos hecho un gran trabajo a lo largo de estos años. Sabemos que nos queda mucho camino por recorrer, procurando mejorar a diario con el objetivo de lograr experiencias memorables en nuestros clientes. Personas como tú, como vosotros. Porque si algo tenemos claro en el Hotel Gran Bilbao, es que vosotros estáis en el centro de todas nuestras acciones.

Nuestros inicios

El Hotel Gran Bilbao viene de la mano de una empresa familiar. Donde las circunstancias personales de la familia hicieron que crearan este proyecto llamado Hotel Gran Bilbao.

La familia Segura hacía tiempo que tenían empresas por toda España, sobre todo por el norte, y prácticamente siempre vinculadas con la hostelería.

Después de un tiempo mirando diferentes ciudades para invertir en la construcción de un nuevo hotel, puesto que el Hotel Ciudad de Burgos ya era una primera realidad nacida de hacía años, se decidieron por nuestra ciudad, Bilbao.

Fueron tres las razones por las cuales Bilbao terminó siendo la ciudad elegida. La primera, por el potencial de esta ciudad en crecimiento y los alrededores de Bilbao. La segunda, la cercanía con Burgos. Y la tercera, más emocional que pragmática, la ilusión por embarcarse en un proyecto en casa, como siempre sintieron que era, y es, Bilbao.

Y si algo tenían, y tienen, en común el hotel, la familia Segura, y la gente de Bilbao, era la pasión. Esa incondicionalidad por hacer las cosas bien, satisfaciendo a otros.

El Hotel Gran Bilbao nació en una época ardua, intensa y de constante aprendizaje

Arrancamos en una época ardua. Un 2009 azotado por una crisis económica que estaba haciendo estragos en todo el país. Decir lo contrario sería tapar una etapa donde la resiliencia de las personas se hizo más presente. Aprendimos a base de dificultades, y crecimos también gracias a ellas.

Después de unos años, donde el rumbo del Hotel Gran Bilbao tambaleaba en boca de todos, y tras una persistencia extraordinaria por parte de todas las personas que intentábamos a marchas forzadas lograr mantener en pie ese sueño, tomamos decisiones.

En realidad tomamos muchas. Sin duda apremiados por las circunstancias del momento, o de la suma de momentos que estábamos viviendo. Circunstancias ingratas que debíamos ir puliendo a base de una paciencia infinita.

Una vez que las circunstancias, las acciones llevadas a cabo y el tesón de todo el equipo lograron que los tiempos empezaran a ser mejores, y después de darnos cuenta de la importancia de las personas dentro de la empresa, se tomó una de las mejores decisiones: Poner el foco en ellas para seguir mejorando.

Eso fue entre 2014 y 2015. Una decisión que haría dar un giro radical a nuestra historia. A la historia del Hotel Gran Bilbao. Centrarnos en las PERSONAS fue un antes y un después en el hotel.

Las personas como centro de toda acción del Hotel Gran Bilbao

Creednos, no fue fácil. Entendiendo que el ser humano es más emocional que racional, pensad por un momento las emociones y sentimientos de cada una de las personas que estábamos en aquellos momentos en el Hotel.

Trabajando con serios problemas económicos que nos hicieron estar una buena temporada sin cobrar. Y lo hicimos porque creíamos en el proyecto, invirtiendo parte de nuestro tiempo, no solo profesional, sino también personal. Dejando de lado los prejuicios, confiando, pensando y haciendo. Dando pasos para que todo cogiera otro color.

Y entonces… la satisfacción más absoluta. Entender que cuidar a nuestros

trabajadores, nuestro equipo humano, era la mejor forma para poder cuidar a nuestros clientes. ¡Y vencimos! Vencimos al miedo, a la incertidumbre, al cansancio y al aliento que a veces nos faltó… el desasosiego de los momentos bajos.

Y todo eso se convirtió en esperanza, en crecimiento, en ganas… porque recuerda que el secreto siempre está en ellas. No solo en soñar, sino en hacer. Como dijo Woody Allen, las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas, se dicen solas.

Esta es una historia de lucha, de tesón, de caídas y superación. Una historia como tantas otras han existido, existen y seguirán existiendo. Pero es nuestra historia, la del Hotel Gran Bilbao, y merecéis conocerla por una sencilla razón: Porque vosotros, tú, que nos lees, eres parte de ella. GRACIAS.

¿Cómo siguió nuestra historia? Queremos contarte más

Historias hechas por y para los clientes

Nuestra historia no ha dejado de ser la suma de las historias que se han vivido en el Hotel Gran Bilbao. La suma de las personas que lo forman y las que transcurren y habitan durante un tiempo en él.

Hemos logrado que nuestros clientes se sientan en casa, porque, ¿no viajamos para estar igual o mejor que en ella? Desde el Hotel Gran Bilbao entendimos, hace tiempo ya, las necesidades de los clientes como si fueran las nuestras propias. Nos pusimos en su piel con esa empatía que agradece la humanidad a través de las acciones.

Conseguimos que los clientes sintieran que no éramos un hotel más… que no somos un hotel más. Somos conscientes del trabajo, de la labor diaria que hay detrás de cada acción que llevamos a cabo para poder lograr una experiencia memorable en nuestros clientes. Sí, nuestros clientes siempre en el centro de todas las acciones que conllevan sentir, que conllevan vivir esas experiencias únicas que logran que vuelvan a casa echándonos de menos. Los clientes siendo el centro de todos nuestros pensamientos para que vivan una experiencia sensorial, emotiva y humana en el Hotel Gran Bilbao.

Entendemos la estancia de un cliente como la creación de una nueva historia que conlleva su bienestar antes, durante y después de alojarse con nosotros.

Comprendemos que la suavidad de las sábanas de las camas son la traducción del descanso.

Que el calor (y el color) de la luz serán el resultado del sosiego mientras resida en su habitación.

Que las toallas deben acariciar la piel, y no lastimarla.

Que los desayunos son la comida más importante para tener días gigantes con grandes éxitos intangibles.

Que el Brunch Hotel Gran Bilbao se ha convertido en un clásico en los alrededores de Bilbao.

Y que las sonrisas de nuestro equipo humano son las que harán que tengan un día maravilloso desde antes de llegar al hotel… hasta el día que nos recuerden.

Nuestro equipo: profesionales y personas bonitas

Muchos son los conocedores de nuestra filosofía centrada en las personas en el Hotel Gran Bilbao, pero pocos son los que conocen las acciones que se llevan a cabo para nuestro equipo.

No es casualidad que nuestros trabajadores compañeros de batallas en el hotel estén la mayor parte del tiempo. Detrás de esa felicidad y profesionalidad, hay una estrategia centrada en cuidarles y mimarles. En cubrir sus necesidades como profesionales y como personas.

Sí, así es. No solo el sueldo y el seguro de trabajo dan tranquilidad a un profesional. Su proyección, las oportunidades de seguir aprendiendo y creciendo como profesional y como persona, tener un ambiente de trabajo con un ecosistema friendly y preparado para que esas personas mejoren en todos los sentidos de la vida.

A priori parecerá muy filosófico y poético, pero dejad que os contemos algunas de las acciones que llevamos a cabo para ellos. Sí, ellos, nuestro equipo. Los protagonistas, también, de nuestra historia.

Algunas acciones de personas para personas en el Hotel Gran Bilbao

* El primer video en equipo que creamos en el Hotel Gran Bilbao fue el Baile Navideño, felicitando las Navidades del 2015. Y muchos de vosotros al verlo pensaréis “WOW, qué bonito”, pero os tenemos que confesar que eso no es únicamente un vídeo.

Son dos meses de ensayos, de ir a un gimnasio para aprendernos todos la coreografía y de trabajar algo maravilloso llamado risoterapia (y que recomendamos encarecidamente a todo el mundo hacerlo en algún momento de su vida).

Dos meses de hacer deporte, de dividir al hotel en dos turnos de trabajo para poder ir a ensayar dos días a la semana durante ese tiempo… ¡Imaginad!

* Nuestro equipo tiene dos coach exclusivamente para ellos. Uno para trabajar equipos, y otro para trabajar de forma individual. Sí, también para ellos si lo requieren o desde la Dirección del Hotel se considera que puede ser beneficioso para esa persona.

Recuerda que nuestro foco está en el cliente, pero empezando en el cliente interno, en las personas que hacen que nuestra marca, el Hotel Gran Bilbao, sea hoy lo que es.

* Por si fuera poco, los chicos reciben sesiones de masajes cada ciertos meses. Entendemos la salud como uno de los ejes para la felicidad interna y externa.

* El gimnasio del hotel no es exclusivo para los clientes. También lo tenemos abierto para nuestro maravilloso equipo, para que puedan hacer uso de él.

* En el Hotel Gran Bilbao tenemos claro que no podemos fomentar la alimentación saludable, los productos gastronómicos sanos para los clientes en nuestro Restaurante, si antes no implementamos una concienciación de alimentación healthy desde dentro.

* Conscientes de que somos seres más emocionales que racionales, partimos de la base que la monotonía cansa al ser humano. Es por ello que en el Hotel Gran Bilbao hacemos un cambio de uniformes para todo el equipo del hotel dos veces al año.

El objetivo está enfocado a la autoestima y al amor propio. Y funciona, creednos que funciona.

* Branding Hotel Gran Bilbao. En el hotel tenemos claro que una marca que va al unísono todo el potencial humano, debe tener un sentido innato de la imagen de marca y de los detalles que la conforman. Por eso tenemos zapatillas, tazas, pañuelos, etc con la marca del hotel. Y eso nos hace sonreír, más aún, cuando vemos la cara de asombro de los clientes. ¡Nos encanta!

* ¿Qué hay más bonito en un trabajo, que te permitan tener autonomía para trabajar y liderar proyectos? Pues en el Hotel Gran Bilbao tenemos claro que esta es una de nuestras premisas: No poner límites a las personas que cada día nos entregan su profesionalidad, su humanidad y poniendo el alma en todo lo que hacen para los clientes del hotel y para cada uno de sus compañeros.

* Pero además, el foco en las personas va más allá de lo que puedan hacer en el hotel. Hemos aprendido a priorizar la flexibilidad para conciliar vida familiar. Es fácil comprender que una persona feliz en su vida personal, viene a trabajar con el objetivo de hacer felices a quienes comparten parte de su día fuera de casa.

Somos generadores de felicidad

Al menos, esta es nuestra intención para con los clientes. Pero tenemos claro, desde hace muchos años, que no podemos hacer felices a los clientes de fuera, si antes no nos involucramos de forma consciente en la felicidad de los clientes internos, el equipo humano de nuestra empresa, las personas que dan vida a nuestro hotel.

Bienvenidos al Hotel Gran Bilbao. Queremos hacer realidad vuestros sueños para que podáis crear aquí, con nosotros, vuestra propia historia… juntos.

Hotel Gran Bilbao

Ôtez de votre esprit le « je ne peux pas »

Jone, étages

Hotel Gran Bilbao

Notre identité : notre équipe de travail

Pilar, étages

Hotel Gran Bilbao

J’apprécie les petits bonheurs de la vie

Gonzalo, étages

Hotel Gran Bilbao

Cela m’est égal de marcher, les distances n’existent pas quand on est motivé

Marije, étages

Hotel Gran Bilbao

La vie n’est pas comme on nous la dépeint, elle est à l’image des couleurs que vous lui donnez

Belkis, étages

Hotel Gran Bilbao

Le plus grand bonheur ce n’est pas de jamais tomber mais de toujours se relever

Amaia, étages

Hotel Gran Bilbao

Votre satisfaction, mon sourire

Charo, étages

Hotel Gran Bilbao

Chaque jour est un jour nouveau

Álvaro, cuisine

Hotel Gran Bilbao

Le plus satisfaisant, c’est le sourire du client

Gaizka, cuisine

Hotel Gran Bilbao

Le bonheur est la clé du succès

Juli, cuisine

Hotel Gran Bilbao

Mijotez votre tranquillité

Pedro, cuisine

Hotel Gran Bilbao

90% du succès sont basés simplement sur la persévérance

Carla, événements

Hotel Gran Bilbao

Rêver du rêve impossible

David, revenue & groupes

Hotel Gran Bilbao

Carpe diem

Irune, restaurant

Hotel Gran Bilbao

Il y a toujours une bonne raison de sourire

Iñigo, restaurant

Hotel Gran Bilbao

Un pour tous et tous pour un

Cata, restaurant

Hotel Gran Bilbao

L’amour de la vie, le dévouement pour la famille et la responsabilité dans le travail

Mikel, restaurant

Hotel Gran Bilbao

Même si vous arrivez le dernier, vous passerez devant ceux qui auront peur

Raquel, marketing

Hotel Gran Bilbao

Comportement, passion et détermination dans mon quotidien. Santé, famille et travail, mes valeurs

Jorge, direction

Hotel Gran Bilbao

La grandeur se trouve dans l’effort, non dans le résultat

Raúl, sous-direction

Hotel Gran Bilbao

Si vous aimez votre travail, vous n’aurez jamais l’impression de travailler

Iñaki, administration

Hotel Gran Bilbao

La vie n’a pas été conçue pour être comprise mais pour être vécue

Armando, réception

Hotel Gran Bilbao

Trop de lumière c’est comme quand il fait trop sombre, on n’y voit rien

David, réception

Hotel Gran Bilbao

Faites que chaque jour soit unique, souriez, c’est moi qui invite

Tatiana, réception

Hotel Gran Bilbao

La vie sera jalonnée d’obstacles mais c’est vous qui fixez les limites

Tomás, réception

Hotel Gran Bilbao

Vivez l’histoire que vous souhaitez raconter

Aida, réception

Hotel Gran Bilbao

Une vie sans rêves, c’est comme une nuit sans étoiles

Ane, réception

Hotel Gran Bilbao

Tant que vous apportez le soleil à l’intérieur, peu importe s’il pleut dehors

Rocío, réception

Hotel Gran Bilbao

La vie est plus belle, plus joyeuse et sans doute meilleure, vue depuis un large sourire

Sandra, réception

Hotel Gran Bilbao

Je me lève. Je marche. Je tombe, et pendant ce temps, je continue à danser

Ianire, réception

Hotel Gran Bilbao

Vous êtes ce dont vous rêvez, rêvez en grand

Esther, réception

Hotel Gran Bilbao

La main qui donne est au-dessus de celle qui reçoit

Touria, étages

Hotel Gran Bilbao

La bonne ambiance dans le travail, mon meilleur outil

Tomas, maintenance

Hotel Gran Bilbao

Faire les choses comme si c’était pour soi-même

Sergio, maintenance

Hotel Gran Bilbao

L’opportunité de réaliser un rêve est ce qui rend la vie intéressante

Alvar, comptabilité

Hotel Gran Bilbao

Bledar

Makan, maintenance